Análisis de fotografía realizada con Ojo de Pez

El ojo de pez se trata de un objetivo gran angular extremo que posee un ángulo de toma de 180º o incluso más en algunas ocasiones.

El resultado de las imágenes tomadas con este tipo de objetivo es que aparecen muy distorsionadas por los bordes y con formato circular (el cual en ocasiones lo observamos ampliado a un cuadrado o rectángulo por las restricciones del formato que hayamos empleado en su captura).

En estas fotografías, la imagen central se ve muy ampliada, hecho que se hace más evidente cuanto más cerca se haya realizado la captura. El resto del plano retrocede hacia los bordes.

Imagen

Imagen

Imagen

Como la profundidad de campo que de la que disponen estos ojos de pez es enorme, no necesitan de mando de enfoque para su uso.

Hay todo tipo de accesorios ojos de pez para nuestras cámaras réflex. Los hay de todo tipo de precios, aunque bien es cierto que la calidad decrece en gran medida en los más económicos.

Imagen

Existe un dispositivo parecido para obtener esta clase de fotografías: el llamado ojo de ave, que introduce en la imagen deformaciones parecidas a las que nos ofrece el ya mencionado anteriormente ojo de pez.

Alba Mateos Ibáñez

Advertisements